Adicciones

La adicción es la dependencia física o psicológica a diversas sustancias tóxicas como medicamentos, drogas, alcohol, fumar or a personas, situaciones y acciones tambien llamada dependencia emocional. El adicto se caracteriza por la incapacidad para suspender el consumo de la sustancia o comportamiento adictivo, así como el deterioro de la salud física y mental.

 

Drogas

Cocaina

La cocaína es una droga muy poderosa capaz de alterar significativamente el estado psicológico del consumidor. La acción sobre el sistema nervioso central produce euforia y excitación, que son el principal motivador para el uso de la cocaína. Sus efectos, tales como paranoias y una sensación excesiva de poder personal, pueden convertir al consumidor en un antisocial altamente peligroso. Otros síntomas que identifican al consumidor de cocaína son los cambios rápidos en la percepción, juicio embotado, liberación de inhibiciones, reacciones de pánico y depresión agitada.

Síndrome de abstinencia:
Se produce por el cese del consumo de la droga y se desarrolla en 3 fases: Leer más>>

Heroina

Es considerada una de las drogas más adictivas puesto que afectan al sistema nervioso central y al sistema nervioso periférico. Es una droga “dura” que se caracteriza por producir una alta tasa de dependencia tanto psicológica como física, que produce un fuerte síndrome de abstinencia y genera un problema sanitario grave que dificulta el tratamiento, razón por la cual se recurre a drogas sustitutivas. Algunos de sus síntomas son la somnolencia, apatía, disminución de la actividad física, miosis, disminución de la tensión arterial y respiratoria.

Síndrome de abstinencia:
Conocido como “mono” es considerado uno de los más fuertes entre las drogas de abuso. Leer más>>

Inhalantes

Los inhalantes son sustancias como pegamento industrial, aerosoles, pintura, gasolina, butil o nitrato de amyl. Dentro de los efectos físicos del consumo de inhalantes se encuentran el enrojecimiento de la piel, ansiedad física, sudoración, temblores, falta de equilibrio, mareos y sensación de incoherencia en los movimientos. Los efectos psicológicos van desde problemas de memoria hasta la incapacidad de hilar los pensamientos. Leer más>>

Basuco

El consumo de esta sustancia implica un elevado riesgo de muerte, altera el funcionamiento psíquico y predispone a la violencia y la criminalidad; produce una pérdida de interés por todo lo que no tenga que ver con el basuco y fomenta la corrupción de la persona. Dentro de los síntomas se pueden citar los cambios de carácter, desinterés por el trabajo o lo que rodea al adicto, problemas económicos y problemas de adaptación social y familiar. Los efectos psicológicos se presentan en 4 fases. Leer más>>

Marihuana

El químico activo principal de la marihuana THC afecta directamente a las partes del cerebro que influyen en el placer. Los efectos a corto plazo pueden incluir problemas de memoria y aprendizaje, percepción distorsionada, dificultades a la hora de pensar y solucionar problemas, perdida de la coordinación y aumento del ritmo cardiaco. El consumidor de esta droga, comúnmente conocido como “marihuanero”, busca aumentar la sensación de bienestar y una moderada euforia, relajarse, aliviar la ansiedad u obtener distorsiones sensoriales, entre otros.

Síndrome de abstinencia:
La abstinencia tras el consumo crónico se pone de manifiesto mediante insomnio, inquietud, anorexia e irritabilidad. Leer más>>

 

Alcohol

Alcohol

El problema más grave asociado al consumo de alcohol es el síndrome de dependencia alcohólica, comúnmente llamado alcoholismo. El alcohol tiene un efecto bifásico sobre el cuerpo, lo cual quiere decir que sus efectos cambian con el tiempo. Al comienzo el alcoholismo genera sensaciones de relajación y alegría, pero posteriormente puede llegar a producir efectos como visión borrosa y problemas de coordinación, lo que se conoce como estar “borracho”. A largo plazo inhibe gradualmente las funciones cerebrales provocando cambios de humor, degeneración en los procesos de pensamiento y el juicio. El alcohol daña las células cerebrales así como los nervios periféricos de forma irreversible. Leer más>>

 

Dependencia Emocional

Dependencia Emocional

La dependencia emocional es un estado psicológico que se manifiesta en las relaciones de pareja, familia o amistad. Estas relaciones se caracterizan por ser inestables, destructivas y marcadas por un fuerte desequilibrio, donde el dependiente se somete, idealiza y magnifica al otro. Para el dependiente esta situación afecta de forma negativa a su autoestima y a su salud física y/o mental. Pese al malestar y al sufrimiento que la relación les cause se sienten incapaces de dejarla, siendo los intentos nulos o fútiles. Tienen intenso miedo a la soledad y pánico a la ruptura. Los dependientes emocionales tienen una necesidad excesiva de afecto y aprobación por parte de sus seres queridos y tratarán de conseguir este afecto así sea con conductas destructivas para ambas partes.

Síndrome de abstinencia:
Caracterizado por intensos deseos de retomar la relación pese a lo dolorosa que esta haya sido, pensamientos obsesivos y síntomas de ansiedad y depresión, los cuales desaparecen de forma inmediata en caso de reanudarse la relación o comenzar una nueva que sustituya la anterior. Leer más>>

Juego

Lo que empieza como un elemento de distensión y uso recreativo termina con el aumento en la frecuencia del juego para buscar efectos y sensaciones que empieza a generar el hábito. Es una adicción con efectos económicos devastadores, además de un deterioro físico, mental y espiritual. Conlleva sentimientos de fracaso, unido a la culpa, y pensamientos de autodestrucción.