Nuestros Servicios

Ofrecemos servicios para el tratamiento de las adicciones y la dependencia emocional, a través de los cuales el adicto aprenderá a conocer su enfermedad, comprender qué es lo que le sucede y los orígenes de la actual problemática. Se le darán además las herramientas necesarias para disfrutar de una vida plena, serena y satisfactoria en cuanto a hábitos de limpieza, alejado del dolor que provoca el consumo de drogas o el alcohol activo. Nuestros servicios también incluyen un plan de apoyo que consiste en acompañar al paciente para ayudarlo a reconectarse con su vida cotidiana en sobriedad.

 

Tratamiento Residencial

Es un tratamiento que consiste en el internamiento del paciente durante un periodo de entre 40 y 50 días para realizar un proceso clínico terapéutico a través del programa de los 12 pasos de N. A. —Narcóticos Anónimos—, en el que aprenderá a conocer su enfermedad y adquirirá herramientas para poder enfrentarse a ella y para saber cómo poder vivir una vez recuperado

Tratamiento Ambulatorio

Este tratamiento responde a las necesidades de aquellos pacientes que por motivos familiares (ser cabezas de familia, padres o madres solteras) no pueden internarse. Está claro que debe responder a la necesidad y no al deseo del paciente. El tratamiento en cuanto a su desarrollo es igual al residencial pero dura más tiempo: entre 60 y 90 días. Será el comité terapéutico el que autorice la realización del tratamiento en esta modalidad.

 
 

Tratamiento Semi-Residencial

Este tratamiento está diseñado para aquellas personas que se ven en la necesidad de continuar desarrollando sus actividades cotidianas en el día a día y no pueden internarse a tiempo completo. El paciente se compromete a dormir en Proyecto de Vida y a destinar una buena parte del día a terapias terapéuticas mientras asiste a su trabajo o labores acostumbradas.
Será el comité terapéutico el que autorice la realización del tratamiento en esta modalidad.

Prevención y Orientación

Nuestra más profunda convicción es apoyar al adicto que aún sufre. Creemos firmemente que brindando la prevención y orientación oportuna a aquellas personas que están en una etapa inicial del consumo podemos evitarles mucho sufrimiento futuro.
Contamos con programas de corta duración para personas que se están relacionando de manera errónea con sustancias adictivas. Ofrecemos también la posibilidad de impartir charlas, conversatorios, talleres y otras actividades en colegios, universidades, empresas y demás instituciones con el fin de ofrecer, desde la experiencia y el conocimiento profesional, una perspectiva de cómo un consumo recreativo puede llegar al consumo abusivo y dependiente, es decir, convertirse en una adicción.

 
 

Apoyo

Una vez finalizada la fase residencial del proceso, el paciente regresa al seno de su familia y retoma sus actividades cotidianas. No obstante, como dejar las sustancias supone para él un mundo nuevo y una forma de vida desconocida, es necesario prestarle mucha atención durante estos primeros meses en los que disfrutar de la limpieza y sobriedad. Normalmente las adicciones afectan a todas las áreas de nuestra vida, especialmente, la afectiva, emocional, familiar, sentimental, social, recreacional, etc. El plan de apoyo está diseñado para ayudar al paciente a reconectarse con estas áreas, ayudándole a enfrentarse a las situaciones de riesgo, crisis o ansiedad que pudieran producirse, puesto que realmente el mundo no cambia, el que cambia es el paciente.

Hogar de Paso

El hogar de paso está diseñado para los pacientes que presentan dificultad para asistir al plan de apoyo por vivir fuera de la ciudad o por disposición del comité terapéutico, cuando las circunstancias clínicas así lo requieran. Se ofrece también a aquellas personas que, una vez terminado su tratamiento residencial, consideren que su lugar de vivienda supone un alto riesgo para su recuperación debido a su ubicación geográfica, cerca de personas que promueven el consumo o factores adicionales.